Un hermano de Omar Antonio Villamizar Rodríguez halló una macabra escena cuando llegó a su vivienda, en Barrio Nuevo, de Puerto Santander, y encontró a su ser querido muerto, en la sala. Sin tener mayores detalles, acudió rápidamente a la estación de Policía para alertar a los uniformados de lo que había ocurrido.

Según se conoció, cuando los policías llegaron al sitio, encontraron a Villamizar degollado. Sin embargo, en una colchoneta donde dormía la víctima quedaron rastros de sangre, al igual que en otro lugar, a pocos metros del cadáver.

Las autoridades conocieron que otro hermano de Omar Antonio también estaba en la vivienda durmiendo y, al parecer, ebrio, por lo que aseguró que no se percató de nada de lo que ocurrido.

Por razones de seguridad, los empleados de una funeraria se encargaron de trasladar el cadáver a Medicina Legal, en Cúcuta, para evitar el desplazamiento de los miembros de la Brigada Interinstitucional de Homicidios (Brinho) en este municipio con presencia de grupos armados ilegales.

Por ahora las autoridades avanzan en las pesquisas para esclarecer los móviles del hecho e identificar al agresor.

Más asesinatos este año

A mediados de mayo, en el barrio 16 de Julio, en Puerto Santander, Hugo Luis López Andrade, un mototaxista y miembro de una iglesia cristiana fue atacado a balazos.

Según se conoció, desconocidos se acercaron hasta donde estaba López y le dispararon en varias oportunidades, causándole la muerte.

El cadáver quedó tendido boca abajo por lo que algunos habitantes del lugar alertaron a los uniformados de la Policía Metropolitana de Cúcuta (Mecuc) sobre lo que acababa de ocurrir.