En un informe revelado por la Contraloría se evidencia que la Caja de Retiro de las Fuerzas Militares realizó un fallido negocio para la construcción de un moderno edifico de oficinas, el cual dejó una pérdida de más de $570.000 millones. Ante estos hechos, el presidente Gustavo Petro dijo que buscará reunión con el ente de control para mirar posibles alternativas para recuperar los dineros.

Los Programas de Desarrollo con Enfoque Territorial (PDET) fueron creados por el acuerdo de paz de La Habana y son un instrumento especial de planificación y gestión a 15 años, que tienen como objetivo estabilizar y transformar los territorios más afectados por la violencia, la pobreza, las economías ilícitas y la debilidad institucional.

La entrega de un moderno edificio de oficinas para las Fuerzas Militares, programada para 2019, nunca se dio. El negocio, a cargo de la Caja de Retiros de las Fuerzas Militares (Cremil), dejó una pérdida de más de $570.000 millones que estaban destinados a pensiones de los militares retirados, según evidenció un informe de la Contraloría. Ante esto, el presidente Gustavo Petro, hizo un llamado a indagar los hechos.

“La pérdida de medio billón de pesos del fondo pera asignaciones de retiro de miembros de la fuerza pública debe ser investigado a profundidad”, se lee en la cuenta de Twitter del mandatario.